0

El cine Jerusalem se reconvierte en espacio cultural

Publicado por el .

cine jerusalem

El cine Jerusalem vuelve a abrir su sala, a partir de mediados de este mes, como club y espacio artístico dedicado a exposiciones, sobre todo de artistas emergentes, y música electrónica. Le llamarán Jerusalem Club.

La ciudad de Valencia llegó a contar con 60 salas de cine en los años sesenta y setenta, momento cumbre de los cines de doble sesión.

El objetivo es sumar un nuevo espacio para la oferta cultural y lúdica y se active el ocio en la zona entre la Plaza de España y la Estació del Nord.

El local, de Javier Goerlich, está distribuido en dos plantas y comenzará agrupando algunas de las fiestas electrónicas más significativas que hasta ahora han tenido lugar en distintos emplazamientos de la ciudad. La primera de ellas, el día 21 y el 31 de diciembre, bajo el nombre de  SENS.

El cine Jerusalem se cerró en 1985, y en 2008 se convirtió en una discoteca que se llamaba Gran Caiman.

Por otro lado, parece que en Valencia se ha desatado una interesante batalla por acercar a la gente al cine y es que algunas salas, lejos de los ocho y los diez euros, que suelen valer las entradas, han lanzado una campaña de importantes descuentos y promociones, e ir al cine no llega ni a los 4 euros.

Más información –  La fiesta del cine provoca colas kilométricas

El cine Jerusalem vuelve a abrir su sala, a partir de mediados de este mes, como club y espacio artístico dedicado a exposiciones, sobre todo de artistas emergentes, y música electrónica. Le llamarán Jerusalem Club.
La ciudad de Valencia llegó a contar con 60 salas en los años sesenta y setenta, momento cumbre de los cines de doble sesión.

El objetivo es sumar un nuevo espacio para la oferta cultural y lúdica y se active el ocio en la zona entre la Plaza de España y la Estació del Nord.
El local, de Javier Goerlich, está distribuido en dos plantas y comenzará agrupando algunas de las fiestas electrónicas más significativas que hasta ahora han tenido lugar en distintos emplazamientos de la ciudad. La primera de ellas, el día 21 y el 31 de diciembre, bajo el nombre de  SENS.
El cine Jerusalem se cerró en 1985, y en 2008 se convirtió en una discoteca que se llamaba Gran Caiman.
Por otro lado, parece que en Valencia se ha desatado una interesante batalla por acercar a la gente al cine y es que algunas salas, lejos de los ocho y los diez euros, que suelen valer las entradas, han lanzado una campaña de importantes descuentos y promociones, e ir al cine no llega ni a los 4 euros.

Te puede interesar

Escribe un comentario