1

Se inaugura el templo de los mártires

Publicado por el .

Nuestro arzobispo, Carlos Osoro, ha presidido la bendición de la Parroquia Santuario de los Mártires Valencianos, para honrar la memoria de los beatos valencianos muertos en la Guerra Civil e impulsada por su antecesor, Agustín García-Gasco. El templo ha levantado algunas críticas, tanto dentro de la Iglesia, que consideran a García-Gasco, un hombre con mentalidad nacionalcatolicista, y por supuesto en sectores progresistas.

La parroquia está junto a la Ciudad de las Artes, entre las calles Luis García Berlanga y Tres de abril de 1979, sobre los tres primeros arcos de la antigua nave industrial de la compañía Cross. El templo está dedicado a los 274 mártires valencianos beatificados o canonizados a lo largo de la historia. En un futuro serán acondicionados otros siete arcos de la nave, cedida por el Ayuntamiento de Valencia a cambio del solar arqueológico de la plaza de L’Almoina. A la inauguración acudieron más de 300 fieles y muchos curiosos por comprobar la reconversión del antiguo edificio en un templo religioso.

García-Gasco, también promovió la beatificación de 226 valencianos muertos en la Guerra Civil, entre los que había sacerdotes, religiosos y seglares, y que fue materializada por el Papa Juan Pablo II en 2001. También abrió en 2004 otro proceso de canonización de otros 250 mártires.

Te puede interesar

Un comentario

  1.   SO. ANDRÉS CASTELLANO MARTÍ. dijo

    En todas las ideologías y creencias tenemos quienes por natural son oportunistas y engañan y quienes por natural se entregan en cuerpo y alma a aquello en lo que creen, y de terciarse, mueren por la causa en la que tienen fe.
    De quienes se aprovechan –es justa la crítica; de quienes dan ejemplo con su vida –nunca serán suficientemente alabados. Siendo estos los que la sociedad debe de tener como ejemplos a seguir, a imitar, a respetar.

    Pero quienes dan ejemplo en político o en religioso, molestan, caen antipáticos, son los que solo con su presencia a todos nos recuerdan nuestros defectos; siendo por esto por lo cual se desea su desaparición; y siendo mayor el numero de los inconscientes que el de los conscientes, de haber oportunidad para quienes desean maldades, a quienes dan ejemplo se les desaparece. Se les desaparece bajo la calumnia, y de poder físicamente.

    Y ese es el caso de muchos valencianos que a lo largo de la historia han sido desaparecidos, por el simple hecho de mantener una creencia, caso de los mártires en la fe. O el de aquellos que lo fueron políticamente.

    Hoy todos quieren glorificar a sus muertos, y condenar en histórico a quienes los mataron. Y es de justicia que aquellos que fueron muertos de forma injusta se sepa.

    Pero nadie puede criticar que se recuerde a los mártires valencianos, pues todos murieron injustamente, y muchos fueron torturados sádicamente.

    Pretender callar la real historia, es hacer una falsa historia. Y con ello no se ayuda a la democracia, ni tampoco se promueve la libertad. Cada cual puede creer en lo que quiera, pero no tiene ningún derecho a ocultar la verdad de la realidad ocurrida. Quienes están en contra de este templo defienden la Memoria Histórica de quienes convirtieron en mártires a quienes debieran de haber sido en su día respetados.

    So. Andrés Castellano Martí. Gracias.

Escribe un comentario