0

Un 18 de julio de hace 75 años

Publicado por el .

Hoy, 18 de julio, se cumplen 75 años del alzamiento militar contra la II República que provocó la Guerra Civil, y 40 años de dictadura en España. En esta sublevación Valencia tuvo un papel importante, y aunque no es mi deseo detallarlo, sí me permitiré contar algunas pinceladas de ese día de 1936.

 
Eladi Mainar es uno de los principales investigadores del fracaso del levantamiento del Ejército en Valencia, y al que me permitiré citar. Según él, el levantamiento se atascó allí donde el instituto armado no se sublevó.

Los conjurados valencianos llevaban meses tratando los detalles del alzamiento en el Cap i Casal; el General Goded, comandante general de Baleares, lideraría el golpe en la ciudad del Turia, y la táctica elegida era la misma que la usada por Queipo de Llano en Sevilla.

La junta de la UME en Valencia había dejado claro a los partidos de derecha, que “los militares iban a llevar el peso del golpe”, dice Mainar. La Derecha Regional Valenciana (DRV) “se habían decantado totalmente por el golpe”, se llegaron a ofrecer 50.000 hombres armados para respaldar el golpe.

La fecha y hora elegida para que Goded entrase en Capitanía y depusiese a Martínez Monje era el domingo 19 de julio a las 11 de la mañana, pero esta fue la teoría después había que llevarlo a la práctica, y las cosas empezaron a torcerse.

Días antes, en la noche del 11 de julio un grupo de entusiastas falangistas ocuparon pistola en mano, con unas armas de madera, la emisora Unión Radio Valencia, y en horario de máxima audiencia lanzaron una proclama en la que anunciaban que “dentro de unos días saldrá a la calle la revolución nacionalsindicalista”.

La proclama “enfadó mucho a los militares que urdían la sublevación, ya que puso sobre aviso a las autoridades y a los movimientos obreros”. Así cuando llega el 18 de julio, la mayoría de miembros de la UME y sus enlaces con los cuarteles ya habían sido detenidos o estaban vigilados, lo que dificultaba la capacidad de maniobra de los conjurados.

Pero, el traspiés más importante es cuando Goded se niega a sublevar la guarnición de Valencia y reclamó la IV División, de Barcelona; así sin un  líder que los mantenga, los sublevados valencianos viajan a Madrid para pedir al General González Carrasco, que tome el mando de la operación, que después de algunas dudas llega a Valencia la misma noche del 18 de julio. A partir de aquí la historia es más o menos conocida…

Te puede interesar

Escribe un comentario