0

Origen de la mantilla

Publicado por el .

Parece que el origen de la mantilla se remonta al tiempo de los íberos en que era costumbre que las mujeres cubrieran su cabeza con mantos o velos. Posteriormente, a lo largo de la Edad Media se siguieron utilizando diferentes tipos de tocados para cubrirse la cabeza.

En el siglo XVII, parece que ya era habitual utilizar la mantilla de encaje como prenda distinguida además de las de paño y seda. Aunque su uso no se generalizó entre las damas de alta posición hasta bien entrado el siglo XVIII.

Su mayor raigambre, no obstante, se alcanzó en el siglo XIX potenciado por la predilección de la reina Isabel II de España hacia ella.

Un hecho reseñable, es el conocido como la conspiración de las mantillas. Un forma de protesta de las mujeres españolas frente a las nuevas costumbres extranjeras que parecían querer imponer Amadeo de Saboya y su esposa Maria Victoria. Amadeo I renunció al trono de España a los tres años debido a la ingobernabilidad de los españoles.

En el siglo XX, la mantilla fue perdiendo popularidad salvo en algunas regiones como Madrid, Comunidad Valenciana o Andalucía donde tardó en desaparecer.

Actualmente, su uso ha quedado restringido a determinados eventos como procesiones en Semana Santa, ofrendas de flores, bodas de gala o la fiesta de los toros.

Te puede interesar

Escribe un comentario