0

La hostelería se beneficia de las Fallas

Publicado por el .

La afirmación es tan obvia y evidente que se cae por su propio peso. Toda la ciudad se beneficia de la gran afluencia de turistas que se desplazan durante los días de Fallas a Valencia para disfrutar de las fiestas. Pero si hay un sector que lo nota especialmente es la hostelería. Son días de salir a la calle y estar muchas horas paseando para ver monumentos -falleros y no falleros-, mascletaes, castillos… Es habitual que los turistas no pasen por sus hoteles más que para descansar por las noches. Toca, por lo tanto, hacer un importante desembolso para comer fuera.

Una imagen como la que acompaña a este texto -del Palacio de la Bellota, en la calle Mossen Femades- es cada día menos habitual. Dentro del sector de la hostelería, los negocios cercanos a la plaza del Ayuntamiento están empezando a notar el “efecto mascletà“. Los que trabajan con reservas de mesa ya han colgado desde hace días el cartel de “completo” para los días grandes de estas Fallas 2008. Los turnos se multiplican, y algunos empresarios reconocen que en sus locales hay clientes que empiezan a comer en un tercer turno, alrededor de las cinco y media de la tarde.

Los más previsores ya tuvieron en cuenta esta circunstancia, y siendo o no visitantes habituales de dichos comercios, reservaron sus mesas con adelanto. Ahora esto ya no es posible, por lo que toca buscar sitio en algunos de los locales que no aceptan reservas o simplemente alejarse de la zona del centro para encontrar comercios que estén situados en zonas más tranquilas. Eso si es que hay alguna zona tranquila en Valencia en los días de Fallas…

Te puede interesar

Escribe un comentario