0

El Palacio de la Generalitat Valenciana

Publicado por el .

El Palacio de la Generalitat  se situa en el barrio de la Seu, en el distrito de Ciutat Vella. Hoy en día es la sede de la Generalitat Valenciana, aunque ha sido sede de otras instituciones como la Casa de la Diputación del General del Reino de Valencia, entre el siglo XV y el XVIII; Real Audiencia, entre los siglos XVIII y XX; y Diputación Provincial, de 1923 a 1982. Pero además de ser todo un referente político, también es un espléndido ejemplo de arquitectura civil de la época gótica.

Sobre el año 1418 los diputados de la Generalitat buscaban un lugar fijo donde poder hacer sus reuniones, así que en el año 1421 alquilan dos dependencias de una casa situada en la calle Caballeros, para después, en 1422, comprar el resto del inmueble, que tenía unas dimensiones un tanto reducidas, contando con las dos estancias, un estudio y un establo. En esos años comenzarían una serie de mejoras de embellecimiento y rehabilitación que no han llegado a nuestros días. Hacía 1481, la casa contigua se pusó a la venta y los diputados la adquirieron con el fin de ampliar el edificio, se sabe que las obras de rehabilitación fueron realizadas por Francesc Martínez “”Biulaygua”, la obra de cantería por Pere Compte y Joan Ybarra, donde destacaba una escalera de piedra que no se ha conservado. En aquellos momentos el edificio era de la siguiente forma: el vestíbulo daba a la calle Caballeros, en ambos lados el establo y el pajar, sobre los primeros, la escribanía (en el entresuelo) y al lado el archivo. En su piso principal se situaba la sala de reuniones y una sala más pequeña, y junto a ella una capilla con su retablo realizado por el pintor Pere Cabanes. Hacía 1494 se incorpora el cantero Joan Corbera, quien realiza numerosas obras como la portada del estudio o la del archivo. Y los pintores Simón de Gurrea y García de Carcastillo, ambos decoran el techo del archivo con figuras italianizantes.

En el siglo XVI es cuando se realizan la mayoría de las reformas importantes, por ejemplo su distribución interna cambia totalmente, gracias al trabajo del Joan Corbera, al maestro albañil Joan ManÇano y al carpintero Alegret. De este momento es la escalera del patio, las ventanas, la cubierta de casetones del estudio y la capilla, anteriormente mencionada, que no se conserva. También se adquiere otro edificio aledaño, que hoy en día su solar lo ocupa el torreón, donde se encuentran las llamadas “sala gran daurada” y la “sala xica daurada”, la “sala nova”, cuya techumbre, obra de Genís Llinares, la realiza con una galería perimetral evocando al Salón del Trono del Palacio de los Reyes Católicos en la Aljafería de Zaragoza. En esta época se realizan también las decoraciones cerámicas. En los últimos años del siglo es cuando se encarga la decoración pictórica, por ejemplo de la mano de Juan Sariñena son los retratos colectivos de los diputados

Las obras continúan en el siglo XVII donde se realiza otro retablo para la capilla, con pinturas de Juan de Sariñena y esculturas de Jaume Fontestat, también de estos años es la sacristía y las portadas de la calle Caballeros según un diseño de Jerónimo Jacinto Espinosa y la que da a la Plaza de Manises.

En el siglo XVIII con la abolición de la institución de la Generalitat, se decide el traslado de la Audiencia al Palacio de la Generalitat, por ello, comienzan otra serie de reformas para adecuarse a tal uso, como la compartimentación de la planta principal o el balcón de la sala de la capella. Desde estos años y hasta la actualidad, se irán acometiendo poco a poco una serie de reformas, sin demasiada importancia, que conferirán al edificio el aspecto que tiene a día de hoy.

Te puede interesar

Escribe un comentario