0

Edición diez de la Valencia Fashion Week

Publicado por el .

En esta recién inaugurada edición de la Valencia Fashion Week (VFW) los colores son apagados, en consonancia con la de crisis económica que vive el país. Esta será la tendencia para la temporada Otoño-Invierno 2011-2012 en la que se representa la tristeza, con la eliminación del colorido fulminante o exótico; así por lo menos lo ha explicado el diseñador y director ejecutivo de la pasarela, Álex Vidal, momentos antes de la inauguración oficial.

Vidal también ha destacado, la apuesta por un nuevo concepto de pasarela, que ahora se ha trasladado al edificio del Ágora de la Ciudad de las Artes y las Ciencias, en el que los tejidos pueden verse con la luz natural, donde se suavizan los tonos ocres, amarillos y marrones.

Las nuevas tecnologías se halla en el sector textil, dando lugar a materiales plastificados y mezclados con fibras naturales.

El director ejecutivo de la pasarela también ha anunciado que se está contemplando la idea de hacer un certamen en el que participen diversas pasarelas del ámbito mediterráneo, entre ellas la 080 de Barcelona. Por su lado la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, ha destacado que se espera alcanzar en esta edición 25.000 visitantes, lo que duplicaría el número de asistentes que acudieron del año pasado.

Durante la mañana el diseñador José Zambrano ha puesto en marcha una acción-instalación artística que gira en torno a los zapatos olvidados. Después la pasarela se estrenó con el desfile de Juan Vidal, con la propuesta Odile.
Por la tarde, la colección Kuikuro de Loolah se ha inspirado en la tribu de indígena del alto Xingú para sus confecciones caracterizadas por el uso de materiales nobles. Más tarde, se ha presentado la colección Death Can Dance de José Castro, que mezcla lo lúgubre y oscuro con actitudes de los setenta.

Te puede interesar

Escribe un comentario