1 respuesta

  1. SO. ANDRÉS CASTELLANO MARTÍ.
    13 de marzo de 2010

    LA MASCLETÀ.

    Cuando llegan las fallas se pone en el candelero la Mascletà, pues con independencia de que sea la falla la protagonista principal, la Mascletà es protagonista en si misma. Y como ya hemos dicho muchas veces el Foc de la Mascletà es para los valencianos la cosa más sagrada de cuantas se hacen con el fuego. Y si bien en la mitad del pasado siglo en la Plaza Mayor de Valencia se inicia su intencionada degeneración y alteración, en muchos pueblos valencianos la Mascletà se mantiene como debe de ser.

    Antes de que hablemos de la Mascletà hemos de tener claro que dicho rito es solo valenciano, no existiendo en ninguna otra parte, y siendo el nombre natural y propio de la creencia en el fuego valenciana, pronunciándose siempre en singular y acentuando todo cuanto se pueda su última vocal. De quienes han enseñado de la Mascletà marcando pautas de cómo debe de ser, (caso en la entrada reseñado), no debemos hacer caso, pues dichas personas ignoran la razón de ser y los orígenes naturales valencianos de la Mascletà. Y en su ignorancia han escrito y quienes les siguen van engañados. Engaño que se ha fraguado en la Plaza del Ayuntamiento de Valencia, y allí se mantiene.

    Veamos por lo tanto que queda en la Plaza del Ayuntamiento de la Mascletà.
    En primer lugar y en valenciano la Mascletà ha de ocupar el máximo de calles para que dentro de ellas estén el máximo de gentes Traca. En la Plaza del Ayuntamiento esto no se hace.

    En segundo lugar y en valenciano la Mascletà se ha de encender con el Foc del Sagrari. Y se le ha de pedir el Pug a un Vell de Bona Ombra. En la plaza del Ayuntamiento esto no se hace.

    En tercer lugar y en valenciano la Mascletà ha de ser música. En la Plaza del Ayuntamiento esto se intenta; cada Mestre lo intenta, y algunos con Ma lo logran, y otros casi, y otros no. Y los que no y espabilados copian a sus compañeros. En la Plaza del Ayuntamiento de Valencia –digamos que lo único que le queda de Mascletà a la Mascletà es la música del Tro, que en algunos casos alguns Mestre si saben dar a su fuego.

    Y qué nos dicen de dicha música los comentaristas de la radio, de la televisión, de la prensa; pues llana y sencillamente que no se enteran de nada. Pues para ellos todo es Soroll, y si se extienden meten la pata pues lo que indican no tiene nada que ver con la Mascletà. –“Que si la plaza está de ¡gom a gom! Que si la Mascletà es ¡tradicional! Que si las ¡retenciones! Que si el ¡terratremol! Que si tiene ¡forsa! Que si la alcaldesa y el futbolista, el político y la comadrona.

    Pero lo que nos ocurre con nuestra Mascletà no es casual, es intención Cansalà. Y lo que decimos que debiera ser y en la Plaza del Ayuntamiento no es, todo nos viene por mala educación y vicio intencionado como consecuencia de una tragedia bélica de la guerra civil, cosas todas a corregir. Y sabiendo todos los positivos y negativos de la Mascletà ¿como puede ser que los actuales personajes que nos hablan de la Mascletà no corrijan y dejen de mencionar los nombres que nada tienen que ver con la Mascletà? Por qué no explican la Mascletà tal como en valenciano natural es.

    Por qué si la armonía y la música es lo único que nos queda de la Mascletà en la Plaza del Ayuntamiento, per que Collons no nos hablan de ello, indicando la Ma del Mestre, la Ma del Cap, la Ma de la Colla. La grasia que la Mascletà te.
    Da la impresión que la mala educación que nos ha dado en nuestros fuegos se tiene la intención de que continue.

    A pesar de la mala pata que condiciona nuestra Mascletà, estas fallas el nivel de Ma de Mestre, Cap y Colla, es altísimo. Es muy alto y muy notado y esto a todos nos engrandece. Mi felicitación a todos.

    Lamento que esto no se mencione, y se digan las tonterías que se dicen.
    So. Andrés Castellano Martí. Gracias.

Responder

 

 

 

Volver arriba
móvil escritorio